¿QUÉ ES LA MEDICINA DEL SUEÑO?

La falta de sueño afecta aproximadamente a 70 millones de estadounidenses. A través de la investigación, sabemos que la falta de sueño afecta la salud de los pacientes tanto psicológicamente como físicamente. La apnea obstructiva del sueño afecta aproximadamente a 18 millones de estadounidenses, o sea que un 5% al 10% de la población de los Estados Unidos sufren de este síndrome. Aunque frecuentes, la mayoría de los pacientes con trastornos del sueño no son diagnosticados y por su consecuencia no son tratados. Recientemente, la investigación científica ha impulsado al sistema de salud a ser más proactivos en el diagnóstico y tratamiento de pacientes con trastornos del sueño. Como un centro de medicina del sueño, tenemos médicos especializados en la medicina del sueño para ayudar a promover la importancia del sueño para su salud. Los especialistas en medicina del sueño tienen más experiencia cuando se trata de diagnosticar y tratar con precisión todo tipo de trastornos del sueño.



SÍNTOMAS

A continuación se muestra una lista de los síntomas o quejas frecuentes que se observan en los pacientes con trastornos del sueño. Estos son sólo algunos de los síntomas asociados con cada trastorno. Si usted o alguien que usted conoce tiene uno o más de estos síntomas, puede que sea un candidato para el tratamiento. Por favor, llámenos para hacer una cita con nuestro médico.



LA APNEA OBSTRUCTIVA DEL SUEÑO


• Ronquidos
• Falta de aire
• Se despierta a media noche
• Se despierta sintiéndose cansado
• Se queda dormido durante el día
• No puede completar tareas por el cansancio
• Fatiga
• Problemas de concentración
• Disfunción eréctil



INSOMNIO


• Dificultad para conciliar el sueño
• Dificultad para quedarse dormido
• Despierta a media noche
• Sueño de pobre calidad
• Desequilibrios del estado de ánimo
• Fatiga



NARCOLEPSIA


• Somnolencia excesiva
• Debilidad muscular, a veces
• Quedarse dormido en momentos inapropiados
• Alucinaciones cuando se está quedando dormido o al despertar
• Sueño fragmentado
• Paralizado brevemente cuando despierta
• Dificultad para conciliar el sueño


SÍNDROME DE PIERNAS INQUIETAS


• Sensaciones incómodas en las piernas o los brazos por la noche cuando trata de dormir
• Urgencia irresistible de mover las piernas
• Los síntomas empeoran con el reposo y mejoran con el movimiento
• Dificultad para conciliar el sueño



TRASTORNOS DEL RITMO CIRCADIANO


• Quedarse dormido mucho antes de lo habitual
• Quedarse dormido mucho más tarde de lo habitual
• Trastorno por turnos de trabajo nocturnos
• El jet lag



PARASOMNIAS


• Sonambulismo
• Hablar al dormir
• Rechinar los dientes
• Orinarse en la cama (los niños)
• Pesadillas
• Comer mientras duerme
• Actuar lo que sueñas
• Caerse de la cama




EMFERMEDADES

La Apnea Obstructiva del Sueño ( AOS)


Aproximadamente 18 millones de estadounidenses sufren de AOS y la mayoría de estos pacientes no son diagnosticados. Los factores de riesgo para la AOS incluyen a los hombres de mayor edad, a las mujeres post-menopáusica, personas con cuellos de amplia circunferencia (más de 40 cm), personas con una vía respiratoria pequeña y personas con la presión arterial alta. La mayoría de los pacientes se quejan de ronquidos habituales o falta de aire durante la noche. La AOS ocurre cuando los músculos de la garganta colapsan, causando que el aire no llegue a los pulmones y la respiración se detenga temporalmente. Esto puede ocurrir varias veces durante la noche.

Las consecuencias de la AOS incluyen el sueño deteriorado, la somnolencia diurna, la fatiga, la falta de energía, la dificultad para concentrarse, así como, trastornos del estado de ánimo y de la memoria. Más importante aún, ahora reconocemos que la AOS conduce a mayores tasas de consecuencias cardiovasculares, como ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, dificultad en controlar la presión arterial, la diabetes, los ritmos irregulares del corazón, presión elevada en los pulmones y la disfunción eréctil. El diagnóstico constituye de una evaluación del sueño, y el tratamiento puede mejorar su rendimiento durante el día, así como, reducir las tasas de complicaciones cardiovasculares.



Insomnio


El insomnio es una condición en la que los pacientes tienen dificultad iniciando o manteniendo el sueño, o también cuando el paciente reporta mala calidad del sueño. Hay 11 tipos diferentes de categorías del insomnio que pueden ser comúnmente causadas por otros trastornos del sueño, como la apnea obstructiva del sueño (AOS), trastornos del ritmo circadiano del sueño (CRSD) o el síndrome de piernas inquietas (SPI).

El insomnio es la queja más común del sueño entre los estadounidenses. Es comúnmente visto en pacientes con trastornos psiquiátricos, y esta condición se convierte crónica si persiste por más de un mes. El insomnio ha sido vinculado con una mala calidad de vida y mayores tasas de enfermedad cardiovascular, incluyendo accidentes cerebrovasculares..



Narcolepsia


La narcolepsia es una condición crónica neurológica que se manifiesta generalmente en pacientes de 15 a 30 años de edad. Los narcolépticos suelen quejarse de la excesiva somnolencia diurna, ataques de sueño, episodios de debilidad muscular mientras despierto, alucinaciones relacionadas con el sueño, y una breve incapacidad de movimiento o hablar al despertar. Incluso, es común el sueño fragmentado en pacientes con narcolepsia, y el despertar con frecuencia durante la noche

En la narcolepsia, los pacientes pueden quedarse dormidos repentinamente mientras participan en actividades sociales. Las personas reportan un estilo de vida deteriorada porque la necesidad de dormir les impide llevar a cabo las tareas que normalmente realizan durante el día.

La evaluación de la narcolepsia es importante porque el tratamiento puede mejorar significativamente el estilo de vida del paciente. Para diagnosticar la narcolepsia, los pacientes deben someterse a un estudio del sueño nocturno, así como, un estudio del sueño diurno consistente de varias siestas durante el día.



Síndrome de las Piernas Inquietas (SPI)


SPI se observa en aproximadamente en el 5% al 10% de la población. Es un trastorno neurológico en el cual los pacientes describen un deseo incontrolable de mover las piernas. La condición generalmente empeora en la noche o cuando el paciente va a la cama, evitando que el paciente se duerma. Los pacientes suelen describir dolor, malestar, e inquietud o sensación extrañas en una o ambas piernas. Algunos incluso tienen la sensación en los brazos. Estas sensaciones pueden ocurrir frecuentemente e incluso todas las noches.

El diagnóstico se realiza basado en la historia clínica obtenida del paciente. Muchos pacientes con SPI también tienen movimientos frecuentes de las piernas durante la noche mientras están dormidos – esta condición se conoce como trastorno de movimiento periódico de las extremidades. Algunos pacientes con SPI tienen deficiencias de hierro o de otras vitaminas, que pueden ser determinadas mediante la realización de análisis de sangre rutinarios. El tratamiento es con medicamentos y con el reemplazo de hierro o vitaminas, si es necesario.



Trastornos del Ritmo Circadiano (CRSD)


Este consiste en un grupo de trastornos en el que el reloj interno del sueño del paciente esta desregulado. Hay 9 subtipos diferentes de CRSD, que incluyen el trastorno del sueño por los turnos de trabajo y el jet lag.

Muchas señales biológicas y ambientales son necesarias para ayudar a entrenar nuestro reloj interno del sueño incluyendo la melatonina (la hormona natural del cuerpo que induce el sueño), la luz, el ejercicio, la comida y las actividades sociales. El diagnóstico se establece con un diario del sueño mantenido por el paciente, así como, la actigrafía - un dispositivo de reloj de pulsera que nos ayuda a realizar un seguimiento de sus niveles de actividad y su sueño.

El tratamiento consiste de horarios del sueño programados, y de la terapia de luz brillante cronometrada y de la terapia de melatonina cronometrada. A veces también podemos utilizar cafeína, somníferos y estimulantes además de los otros tratamientos antes mencionados, para tratar el jet lag y el trastorno del sueño por turnos de trabajo nocturnos.



Parasomnias


Las parasomnias son un grupo distinto de trastornos que dan lugar a eventos físicos indeseables o experiencias que se producen durante el sueño. Hay 15 tipos diferentes de parasomnias, y se clasifican por la etapa del sueño en que ocurren. Las parasomnias como el sonambulismo son comunes en los niños, pero la buena noticia es que la mayoría de los niños cuando crecen ya no sufren de estos trastornos. Los adultos que sufren de parasomnias generalmente también sufrieron de una o más parasomnias cuando eran niños.

Las parasomnias pueden ser confundidas por ataques nocturnos, y un estudio del sueño es necesario para distinguir las dos condiciones. El tratamiento consiste de precauciones medioambientales y medicamentos.



EDUCACIÓN

Para obtener más información y educación, por favor visite el sitio web www.sleepeducation.com.